Close
Logo

Acerca De Nosotros

Cubanfoodla - Este Popular Vino Calificaciones Y Comentarios, La Idea De Recetas Únicas, Información Acerca De Las Combinaciones De Cobertura De Noticias Y Guías Útiles.

Astrología

7 principales debilidades de la personalidad de INFP

Con cada personalidad MBTI hay una serie de fortalezas y debilidades asociadas. Para el INFP, esto no es diferente. No todo es siempre melocotones y arcoíris y hay una serie de desafíos y luchas que vienen con ser un INFP. Aquí hay 7 de las principales debilidades del tipo de personalidad INFP.

1. Indecisión y no compromiso

Como perceptores, los INFP se caracterizan por ser adaptativos, de mente abierta y flexibles. Tienden a resistirse a quedar atrapados en compromisos a largo plazo o limitar sus opciones. Por esta razón, los INFP pueden luchar con muchas decisiones y les resulta difícil comprometerse por completo con cualquier cosa fuera de sus intereses apasionados por temor a que puedan conformarse con algo menos de lo que podrían obtener. Los INFP toman decisiones de acuerdo con sus valores y sentimientos personales. Lo que les parece correcto, en última instancia, dictará lo que harán o no harán. Aunque pueden tener valores y principios bastante consistentes que rigen sus elecciones, los INFP pueden estar sujetos a cambios repentinos de opinión que conducen a acciones que parecen irracionales e irresponsables. Los INFP tienden a tener fuertes valores y opiniones, pero tomar decisiones prácticas en su vida diaria a menudo puede ser un dilema para ellos.

2. Falta de objetividad

Como alguien que toma decisiones basadas principalmente en lo que le parece correcto, los INFP pueden ser susceptibles de tomar decisiones que parecen inconsistentes en su aplicación. Esto se debe a que se basan más en un estándar interno que en uno externo. Los INFP a veces pueden enfrentarse a hechos y cifras que entran en conflicto con lo que realmente creen o quieren creer. Para los INFP, su idealismo y sus nociones subjetivas sobre la realidad pueden parecerles más reales que la realidad misma. Su idealismo a menudo puede desafiar la lógica y esto a veces puede hacer más daño que bien dependiendo de la situación. INFP puede tener más dificultades para aceptar verdades inconvenientes y puede ser culpable de disonancia cognitiva ocasional. Pueden ser sumamente tenaces en su fe y compromiso con lo que saben en su corazón. Cuando se trata de sus valores personales, pueden ser tercos y negar cuando la realidad no valida sus esperanzas y sueños.

3. Desperdicio y desatención de los detalles

Para los INFP, prestar atención a los detalles no es su fuerte. Aunque pueden ser muy perfeccionistas en ciertas cosas, sus mentes con frecuencia se apartan de la realidad y se alejan como un globo aerostático. A menudo pueden ser reprendidos por no prestar suficiente atención o seguir las instrucciones correctamente. Los INFP tienden a centrarse en el panorama general, extrayendo una impresión más general o la esencia de todo. En consecuencia, pueden pasar por alto o pasar por alto algunos detalles importantes y relevantes. Esto puede extenderse a la falta de conciencia de sus responsabilidades, por lo que también pueden ser negligentes. Manejar las tareas cotidianas y mundanas es algo que los INFP pueden olvidar fácilmente de hacer cuando su atención está tan a menudo ocupada en la tierra.



4. Pensamiento poco práctico

Como sugeriría su Te inferior (pensamiento extravertido), los INFP ponen un énfasis menor en la eficiencia y en llevar sus vidas de una manera altamente reglamentada y sistemática. Los INFP tienden a ver estos estilos de vida como restrictivos y aburridos. En cambio, prefieren una forma de vida más exploratoria que enfatiza el proceso de descubrimiento y creatividad, por poco práctico que sea. En consecuencia, los INFP a menudo pueden quedar cegados por su idealismo y pasar por alto la sostenibilidad logística de sus ideas o expectativas. Además, los INFP a veces pueden apegarse demasiado a hacer las cosas de manera diferente o a su manera y, a veces, se topan con obstáculos que podrían haberse evitado fácilmente si hubieran seguido un enfoque más convencional y práctico. Los INFP pueden tener dificultades para mantener sus vidas organizadas y funcionando sin problemas. Cuando ejercen su Te inferior, a menudo es en circunstancias estresantes y los INFP pueden volverse agresivos, hipercríticos y críticos de sus defectos y de los demás.



5. Ser demasiado duros consigo mismos

Los INFP son sensibles y, a menudo, pueden tomarse cosas menores como algo personal. Las críticas y los comentarios negativos pueden hacer que el INFP se sienta atacado fácilmente. Además, pueden desanimarse por sus fallas y errores. Los INFP pueden perder el sueño por cosas que le han dicho o hecho a alguien y desearían poder retractarse. Su conciencia es una voz neurótica en la parte posterior de su cabeza que puede causarles mucho dolor. INFP realmente puede revolcarse en su propia autocompasión y desesperación, tal vez porque de alguna manera, ¿disfrutan de su dolor? Después de todo, les da material para escribir canciones, poemas e historias. Aún así, los INFP se toman muy en serio sus valores, ética y códigos morales, sean los que sean, y cuando sienten que no han cumplido con esos estándares, la decepción puede perseguirlos.

6. Comunicación verbal y socialización

Como introvertidos, los INFP pueden estar muy aislados y, en general, les resulta difícil expresarse verbalmente tan bien como lo hacen en sus escritos. La inhibición social puede hacerlos tropezar con sus palabras y parecer vagos y cautelosos. Los INFP tienden a ser más reflexivos e ingeniosos sobre su elección de palabras y, por lo tanto, la comunicación en tiempo real a menudo no les da suficiente tiempo para organizar sus pensamientos y sentimientos de manera adecuada. Aunque los INFP tienden a ser escritores muy imaginativos y elocuentes, sus habilidades de comunicación verbal a menudo no están a la altura. Por supuesto, esto se puede desarrollar con esfuerzo y los INFP que involucran y fortalecen sus músculos sociales sin duda podrán impresionar a los demás con su ingenio verbal y literario. Los INFP generalmente prefieren comunicarse a través de mensajes de texto y correo electrónico mucho más que cara a cara o por teléfono.

7. Gestión del tiempo

Los INFP tienden a tener problemas con el tiempo. O constantemente llegan tarde o llegan demasiado temprano. Administrar su tiempo de manera efectiva es una habilidad en la que los INFP deben trabajar. Los INFP a menudo pueden tener 1001 cosas que quieren hacer, pero no logran una sola de ellas si no elaboran un plan de ataque realista. Cuando están acelerados y motivados, pueden volverse demasiado entusiastas y esparcir sus energías de manera demasiado amplia. Bloquear el tiempo y no permitirse desviarse es esencial. Su disgusto por la rutina puede dificultarlo, pero la incorporación de algunos rituales y rutinas puede ayudar a simplificar sus vidas y ayudarlos a concentrarse y hacer más cosas.



Artículos Relacionados: