Close
Logo

Acerca De Nosotros

Cubanfoodla - Este Popular Vino Calificaciones Y Comentarios, La Idea De Recetas Únicas, Información Acerca De Las Combinaciones De Cobertura De Noticias Y Guías Útiles.

Sudamerica

Condiciones extremas y clima cambiante en la frontera vitivinícola del sur de la Patagonia

El Archipiélago de Chiloé en chileno La Patagonia es reconocida por el misticismo, la belleza natural y las fabulosas ostras, mientras que las ventosas llanuras de Chubut, en Argentino Patagonia, son conocidos principalmente por la minería y el ganado ovino.

Ahora puede agregar vino a la lista para ambos.

Ubicados a 42,6 y 45,6 grados de latitud al sur del ecuador, respectivamente (paralelo al centro de la isla sur de Nueva Zelanda), los nuevos proyectos vitivinícolas han sido emprendidos por Montes en Chiloé y Alejandro Bulgheroni Grupo Avinea en Chubut. Marcan una nueva frontera sur para el cultivo de la vid y la producción de vino en América del Sur.

Estos proyectos, de naturaleza experimental y arriesgada, vienen de la mano de emprendimientos pioneros en el sur profundo de Chile de la mano de Viña Aquitania , Casa Silva , Viña San Pedro y Miguel Torres Chile , and others in Río Negro, Argentina.



Lo que hace que estos proyectos vitivinícolas australes se destaquen es que, dada la probabilidad de lluvias torrenciales, heladas y vientos fuertes, nada de lo que se cultiva tan al sur está garantizado. Incluso cuando el impacto del calentamiento global y las condiciones de sequía se han apoderado de ambos lados de los Andes en los últimos años, estamos hablando de un país vitivinícola extremo.



Y los vinos de estos cazadores de terruños lo demuestran. Elaborado principalmente a partir de uvas comprobadas de clima frío como Chardonnay , Pinot Noir y Sauvignon blanco , en general, los vinos de la franja sur de América del Sur son frescos hasta el punto de espinosos, con aromas y sabores que gritan 'condiciones frías'.

A continuación se presentan resúmenes de seis proyectos que, tomados en conjunto, están redefiniendo lo que significa “sur” para los vinos sudamericanos.



La propiedad que produce los vinos Sol de Sol de Viña Aquitania, con el Volcán Llaima como telón de fondo

The property that produces Viña Aquitania’s Sol de Sol wines, with the Llaima Volcano as backdrop / Photo courtesy Viña Aquitania

Viña Aquitania

La propiedad que produce la aclamada película de Viña Aquitania Sol de Sol Chardonnay se llama Malaco y está ubicado cerca de Traiguén, parte del Valle de Malleco en el norte de la Araucanía.

Originalmente, el espacio se usó para cultivar granos, pero el cofundador de Aquitania, Felipe de Solminihac, convenció a su suegro de que usara partes de la tierra para uvas de clima frío. Esto fue en 1993, cuando ninguna bodega chilena se atrevió a plantar tan al sur.

Habiendo tenido éxito en Malaco (38 grados de latitud sur), especialmente con Chardonnay de rápida maduración, en 2009 Aquitania adquirió una parcela adyacente de 100 acres y plantó el viñedo La Esperanza con Pinot Noir, Chardonnay y Sauvignon Blanc. Juntos, Malaco y La Esperanza tienen 55 acres de Chardonnay, Sauvignon Blanc y Pinot Noir.

Todos los vinos Sol de Sol se elaboran en la bodega de Aquitania, en las afueras de Santiago. Las uvas se transportan hacia el norte por la noche, aproximadamente un viaje de 10 horas, según el hijo de Felipe, Eduardo de Solminihac. Como ocurre con muchos proyectos vitivinícolas del sur de Chile, los indígenas descendientes de los nativos mapuches se encargan de todo el trabajo en Traiguén.

Mario Pablo Silva, propietario de segunda generación de Casa Silva en Lago Ranco / Foto cortesía de Casa Silva

Mario Pablo Silva, propietario de 5ta generación de Casa Silva en Lago Ranco / Foto cortesía de Casa Silva

Casa Silva

Cuando la familia Silva compró el Finca Futrono en las orillas del Lago Ranco (Lago Ranco) en Chile en 2004, la intención era criar caballos de polo y ganado.

“La Patagonia Norte y la Región de los Lagos es un lugar lleno de bosques vírgenes nativos y flora y fauna silvestre”, dice Mario Pablo Silva, propietario de quinta generación de la bodega con sede en el Valle de Colchagua conocida por su intenso Carmenère. “Queríamos tener un lugar para disfrutar de toda esa belleza. Una vez que estuvimos allí, comenzamos a pensar en plantar viñedos para elaborar los primeros vinos de esta zona ”.

En 2006, los Silva plantaron alrededor de cinco acres de Sauvignon Blanc, Chardonnay y Pinot Noir. Desde entonces, ampliaron su viñedo junto al lago, que ahora incluye Riesling, a aproximadamente 35 acres. Los vinos llevan la denominación Región Austral recién acuñada, y la gama incluye un vino espumoso de método tradicional.

La Finca Futrono, ubicada a 40,3 grados de latitud sur, se encuentra a unas ocho horas en automóvil desde la sección Los Lingues de Colchagua, donde Casa Silva elabora sus vinos. Silva dice que el gran lago es clave para el terruño.

“Funciona como un amortiguador y regula las temperaturas”, dice Silva. “[Las] vides se plantaron en una ladera que mira al noroeste. Ofrece la mejor exposición solar y crea un microclima especial que nos permite evitar problemas de heladas. Además, las condiciones de viento de la zona ayudan a preservar la salud de las vides durante la temporada de maduración '.

A cargo de los viñedos están los indígenas huilliches, mapuches del sur de los Andes.

“Nuestro gerente de viñedo es un joven [Huilliche] que es hijo de una pareja que ha estado con nosotros desde que compramos la propiedad”, dice Silva.

Integrantes de la Comunidad Mapuche de Buchahueico en sus viñedos Pinot Noir, parte de un joint-venture con Viña San Pedro / Foto cortesía de Viña San Pedro

Un miembro de la Comunidad Mapuche de Buchahueico en sus viñedos Pinot Noir, parte de una empresa conjunta con Viña San Pedro / Foto cortesía de Viña San Pedro

San Pedro

los Proyecto Buchahueico , en el pueblo de Purén en el norte de la Araucanía (38 grados de latitud sur), es una empresa conjunta público-privada Pinot Noir sin precedentes. Es un brillante ejemplo de colaboración entre una importante empresa vitivinícola chilena, Viña San Pedro y la comunidad indígena mapuche.

En 2015, San Pedro se acercó a líderes de la Comunidad Mapuche de Buchahueico para colaborar en un proyecto vitivinícola. Al principio, los lugareños se negaron, sin confiar en las intenciones de la empresa. Tampoco tenían experiencia en plantar y administrar un viñedo. San Pedro insistió y explicó que el concepto le daría a la gente nuevas fuentes de ingresos y orgullo.

Después de que San Pedro finalmente obtuvo la aprobación para proceder, otorgó préstamos a 10 años al 0% de interés para financiar todos los aspectos de la plantación y mantenimiento de las vides de Pinot Noir a unas 40 millas tierra adentro de la costa del Pacífico. La zona se conoce como Cordillera de Nahuelbuta, parte de la cordillera costera de Chile.

“Hemos estado trabajando mano a mano con la comunidad, enseñándoles cómo cultivar y cosechar las vides”, dice Carolina Gotuzzo, portavoz de VSPT , Empresa matriz de San Pedro. “Los productores locales han recibido capacitación continua y asistencia técnica de San Pedro [así como pago por sus cosechas]. Hoy, se han plantado [alrededor de 37 acres] y, a principios de 2020, lanzaremos el primer vino, llamado Tayu 1865 Pinot Noir Malleco Valley ”.

Viviana Navarrete, chief winemaker for Viña Leyda , parte de VSPT, dirige la vinificación y elabora los vinos en Viña Tarapacá en el Valle del Maipo, a unas 375 millas al norte de Purén.

Aurelio Montes Sr., plantando Chardonnay en Chiloé, las primeras cepas del archipiélago / Foto cortesía de Montes Wines

Aurelio Montes Sr., plantando Chardonnay en Chiloé, las primeras cepas del archipiélago / Foto cortesía de Montes Wines

Montes

Aurelio Montes , una de las fuerzas impulsoras detrás del ascenso de 30 años de Chile a la prominencia como productor de vino de clase mundial, es muchas cosas además de un enólogo. Es piloto de helicópteros y avionetas, oficial de la Armada de Chile y ávido marinero. Durante décadas, su lugar favorito para capitanear su velero ha sido la isla de Chiloé y sus alrededores, la principal masa terrestre del archipiélago del mismo nombre.

Conocida por sus casas de colores brillantes y deliciosos mariscos, ostras en particular, nunca se han plantado vides en Chiloé porque se pensaba que era demasiado húmedo y frío a 42.6 grados de latitud sur.

Entran Montes y su hijo, Aurelio Montes del Campo. Juntos, intentan producir los primeros vinos en estas islas místicas. Y está demostrando ser un desafío.

La transformación de los vinos del Valle de Uco

Según Montes del Campo, padre e hijo plantaron cinco acres de Pinot Gris , Gewürztraminer , Albariño , Chardonnay, Sauvignon Blanc y Pinot Noir en la pequeña isla de Mechuque en 2018.

“Después de un año, puedo decirles que hemos aprendido mucho”, dice. “Nuestro gran problema no es la lluvia o el frío”. Dice que debido a la corriente de Humboldt imperante, la temperatura del Océano Pacífico es 2 grados centígrados más caliente en la protegida Chiloé que en Valparaíso, a 650 millas al norte. 'Aún así, parece que necesitamos un clima aún más caluroso para madurar las uvas'.

Con la madre naturaleza no cumpliendo plenamente, el equipo de Montes inventó algunos trucos para aumentar la temperatura en el viñedo. Similar a lo redondeado guijarros (rocas) reflejan el calor en las vides en lugares como Côtes-du-Rhône y Châteauneuf-du-Pape en Francia, los Aurelios conchas marinas apiladas en la base de sus vides para generar más calor del sol voluble.

“Estamos muy emocionados por la cosecha de 2020”, dice Montes del Campo. 'Queremos conseguir un poco de vino de allí'.

Las cepas que aportan Miguel Torres Chile

Las cepas que proveen las uvas de Miguel Torres Chile en Osorno / Foto cortesía de Miguel Torres Chile

Miguel Torres Chile

los 2018 Cordillera Sauvignon Blanc que Miguel Torres Chile (MTC) está haciendo de un viñedo contratado en Osorno (40,6 grados de latitud sur, a unas 40 millas del Océano Pacífico) llama la atención por su falta de aromas y sabores vegetales. Pero Eduardo Jordan, nombrado recientemente como enólogo jefe de MTC, no se sorprendió.

“En los últimos años, la lluvia en la parte centro-sur de Chile ha ido disminuyendo y también hemos notado un aumento en las temperaturas durante el período de mejor maduración”, dice. “La temporada pasada, tuvimos un 60% menos de lluvia que un año normal. El invierno pasado, estábamos en el mismo nivel de menos-60%. Esta escasez de agua ha creado una oportunidad en las regiones del sur.

“Donde antes era impensable tener viñedos en un lugar como Osorno, las temperaturas más altas y los niveles reducidos de lluvia nos están permitiendo lograr una buena madurez y mitigar el riesgo de hongos”, dice.

Elaborar vino en la puerta de entrada a la Patagonia constituye un esfuerzo pionero, y MTC es uno de los pocos productores que intenta cosechar este terreno. Jordan señaló que solo el proyecto Chiloé de Montes se encuentra más al sur que Osorno.

“Incluso hemos comprado terrenos en Coyhaique (a 45 grados de latitud sur)”, dice. “Plantamos las primeras cepas allí para evaluar si podrán crecer y desarrollarse. Pero este es un proyecto para el futuro ”.

En cuanto al presente, el Cordillera Sauvignon Blanc y un vino espumoso de método tradicional que se lanzará en dos años son la respuesta de MTC a un mundo vitivinícola cambiante donde lo que alguna vez cayó, figurativa y literalmente, está en aumento.

Hileras nevadas en Otronia

Hileras cubiertas de nieve en el viñedo de Otronia / Foto cortesía de Otronia

Otronia

La combinación de capullos que se congelan después de estallar, vientos que aúllan a 65 millas por hora y una ubicación en el medio de la nada haría que la mayoría de los productores de vino digan: 'este lugar no es para nosotros'.

Pero cuando eres un magnate del petróleo y un viticultor mundial como Alejandro Bulgheroni , y posee grandes extensiones de tierra patagónica que se utilizan principalmente para la exploración de petróleo, es posible que esté dispuesto a traspasar los límites de la denominada enología 'sana'.

Ubicado a unas cinco millas de la ciudad de Sarmiento, Argentina (45,6 grados de latitud sur), y a más de 100 millas del aeropuerto más cercano, Bulgheroni’s Otronia El proyecto se ubica en el extremo sur de Chubut. Aquí, entre un par de lagos llamados Colhué Huapi y Musters (este último llamado Otron en el idioma nativo), el equipo de vinos de Bulgheroni plantó 125 acres de vides en 2012.

En una degustación en junio pasado, el director comercial de Otronia, Máximo Rocca, mostró los cuatro vinos de Otronia que espera que estén disponibles en los EE. UU. En 2020. Primero fue Block Series Chardonnay, que es crujiente y de carácter bastante verde, y le siguió 45 Rugientes Corta de Blancas, coupage de Chardonnay, Gewürztraminer y Pinot Gris que mostraba notas de apio, lima y pirazinas.

En el lado rojo, es todo Pinot Noir, tanto en el Block Series como en el 45 Rugientes Corta de Tintas. Si se lo está preguntando, el 45 se refiere a la latitud y león significa 'rugido' en español. En Chubut, los vientos rugen la mayoría de las veces.

Su mapa de las regiones vinícolas del sur profundo de la Patagonia